viernes, 22 de julio de 2011


Ricuras de la Abuela Asturiana

Tés

La Abuela Asturiana de Rango y Valía tenía el prodigio de realizar Tés con sabores deliciosos, su inventiva iba más allá de todo con el fin de agradar el paladar de quiénes le rodeaban, es decir familía y amigos, tanto en tiempos cálidos como en tiempos fríos, en tiempos de abundancia o esquivos.

Siempre tenía tés para degustar y de no tener inventaba!




Te con Zumo de Naranja
Ingredientes:
  • 3 naranjas
  • Media rama de canela
  • 4 clavos
  • 3 bolsitas de Té
Procedimiento

Colocar los 4 clavos en una naranja que esté bien limpia. Añadir la naranja y la canela en rama al litro de agua y hervir. Dejar que repose durante 15 minutos. Colar el agua y añadir tres bolsitas de té, y dejar reposar 5 minutos. Sacar el colador o las bolsitas de té.

Cortar la segunda naranja por la mitad. Apartar una mitad y cortar la otra mitad en trozos finos. Exprimir la naranja restante. Colar el zumo y añadirlo al té. Poner 2 trozos de naranja en cada vaso y servir caliente. Endulzar al gusto.



Té con Ron
Ingredientes:
  • Bolsitas de té
  • 80 gramos de azúcar
  • Trozos de melocotón
  • Gajos de naranja
  • Ron
Procedimiento

Poner agua a hervir (3-5 minutos). Añadir el agua hirviendo al té y dejar reposar 5 minutos. Sacar las bolsitas de té. Remover el azúcar en el té y dejar que la mezcla se enfríe a temperatura ambiente.

Preparar vasos altos con trozos de melocotón, gajos de naranja y un chorrito de ron. Cubrir con cubitos de hielo. Añadir el té.

Té de la Dulzura

Ingredientes:
  • Bolsitas de té
  • Cucharaditas de miel
  • Clavo
  • 1/3 de una rama de canela
  • Zumo de un limón y dos naranjas
Procedimiento

Poner en una tetera un poco de agua caliente y cubrir el fondo. Añadir la miel, el clavo y la canela en rama. Calentar durante 7 minutos. Añadir las bolsitas de té y el agua hirviendo. Dejar reposar el té durante 5 minutos. Añadir el zumo de limón y de naranja mientras se remueve. Colar esta bebida fuerte y gustosa y verterla en un vaso. Servir inmediatamente.

Se lso puede tomar calientes o helados.

Y a disfrutar tales!!!!!!!!!!!!

***
Detalle

Un Ramo de Rosas Amarillas

Dejo este detalle para Ustedes a fin que les lleven a sus casas
a sabiendas
que en estos lares hay alguién que mucho les
quiere y deja su sentir en cada detalle entregado.





Les dejo mi cariño incondicional junto a mi paz y les espero en

www.cosechadesentires.blogspot.com

Marita García

5 comentarios:

La Gata Coqueta dijo...


Hace un momento que he terminado de almorzar y al ver estas delicatessen me apetece irme al congelador que siempre tengo algún vaso especial en espera de ser usado, y tomarme a tu salud y a la mia un chupito de sake o un tequila con limón...

¡¡Va por las dos!!

Un abrazo

María del Carmen

Duarte dijo...

Es una tentación. Que delicias!...

Besos de agradecimiento

Gloria dijo...

me encantan estas recetas de la abuela Matilde, besos mil María del carmen, gloria

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

................ //\\\\\\
.................. // . . \\\\Hola Paso
................ // \\_-_/ \\\\a Saludarte.
................ \\ /`'--'`\\ /
................ /_|-?-|_\\Buena Semana.
................. \\\\___//
.................. /\\)—(/\\
................ /______\\
....;@@@;.....|_|_|......... ;@@@;.........;@@@;...
.........\\|/.......(__/__).............\\|/..................\\|

Estrella del mar dijo...

Te regalo mi receta


Cómo hacer una mermelada



Cuando sepas

que ellas se llenaron

de lágrimas teñidas de oro,

cuando el frío

ya las azucaró muy bien,

entonces tomarás en tus manos

a esas esferas

tan poceadas como la luna

y enamorada como ella

entregada a la noche,

empezará la metamorfosis.

Una torre de fetas

como peces sumergiéndose muy hondo,

en un mar de azúcar dormirá,

una sola noche, esos sí...

sólo una noche ,

como un amante fugaz.

Y vendrá clareando el día,

con el gallo anunciador,

con el chillido de gorriones,

con la luz intrusa en tu ventana,

y justo en esos momentos

locamente apasionadas

esperarán para entregarse

al fuego del amor ,

hasta llenar de aromas a la casa,

hasta brillar,

como un mar dorado y deslumbrante ,

hasta embelezar

aún a aquellos besos robados,

que algún poeta cantó .